Urge la unidad mundial contra el cambio climático: David Attenborough

Cuando nos repiten las cosas, nos llegan a fastidiar.  Y una de esas voces que nunca se callan es la del reconocido historiador y ambientalista británico David Attenborough quien asegura que el cambio climático es una amenaza mundial, por lo que urgió a crear un frente multinacional para combatirlo cuanto antes y con gran determinación.

 

TE PUEDE INTERESAR: http://enfoquecultural.com/la-contaminacion-ya-es-factor-de-migracion-mundial/

 

“Si seguimos por el camino actual, nos enfrentamos al colapso de todo lo que nos proporciona seguridad: la producción de alimentos, el acceso a agua fresca, temperaturas ambientales habitables y las cadenas de alimentación en el océano. Si la naturaleza no puede proveernos nuestras necesidades más básicas, gran parte del resto de la civilización pronto colapsará”, afirmó.

Attenborough ha mostrado una decepción palpante, al igual que muchos otros científicos en el orbe, cuando habla del tema ambiental y sobre todo al ver que el desinterés masivo de la comunidad internacional frente a la devastación causada en el medio ambiente. Para él, la culpa es de todos: de los élites ricas por mantener modelos económicos cada vez más depredadores y, en menor nivel, por los trabajadores que aceptan condiciones no sólo infrahumanas sino que solapan a los dueños al aceptar empleos que atentan contra el medio ambiente.

David Attemborogh, científico ambientalista británico.

“Tendremos que inventar nuevas industrias enteras, reconocer la responsabilidad moral que las naciones ricas con el resto del mundo y poner un valor sobre la naturaleza que va mucho más allá del dinero. A través de la cooperación mundial podremos alcanzar mucho más que enfrentar el cambio climático, podremos crear finalmente un mundo estable y saludable donde los recursos son igualitariamente compartidos y donde prosperemos en balance con el resto del mundo natural. Puede ser que por primera vez en toda la historia de la humanidad conozcamos que es lo que verdaderamente es sentirse seguro”, concluyó en un mensaje en video durante su participación en un foro sobre cambio climático realizado en Londres,.

Cuatro áreas de acción

El especialista definió un plan de acción en cuatro fases. La propuesta se la entregó a la Organización de las Naciones Unidas para que comience a implantarla en todas sus instituciones a fin de evitar que la crisis climática afecte la paz y la seguridad.

  1. Lograr la unidad mundial en torno al Acuerdo de París, esos significia crear una coalición verdaderamente global para comprometerse con las emisiones netas cero para mediados de siglo. También establecer un compromiso real e inmediato para respetar la COP26, a realizarse en noviembre próximo en Glasgow, donde todos los Estados Miembros presenten un sistema de Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional ambiciosas con metas que permitan reducir las emisiones globales en un 45% para 2030.
  2.  Acciones inmediatas para proteger a los países, las comunidades y las personas de los impactos climáticos cada vez más frecuentes y severos a través de aumentar drásticamente el nivel de inversiones. Todos los donantes y los bancos de desarrollo multilaterales y nacionales deben incrementar el financiamiento para la adaptación y la resiliencia al menos al 50% de su apoyo financiero para el clima, sobre todo para los países que se encuentran en la primera línea de la crisis climática. crear un sistema de alertas climáticas contra sequías, tormentas y riesgos de enfermedades zoonóticas. Aumentar la protección social de los afectados, inastaurando sistemas económicos y financieros que incorporen el riesgo climático en el análisis financiero, de modo que quede reflejado en los modelos comerciales y las decisiones de inversión.
  3. Es hora de voltear a ver a los pobres, pues estos ya sufren una inseguridad alimentaria y el desplazamiento ocasionados por la alteración del clima. El respeto por los derechos humanos, en particular los derechos de las mujeres, el estado de derecho, la inclusión y la diversidad, son fundamentales para resolver la crisis climática y crear sociedades más pacíficas y estables.
  4. Reestructurar el trabajo de los organismos de la ONU para aprovechar sus habilidades, incluido el Consejo, la Comisión de Consolidación de la Paz, las instituciones financieras internacionales, organizaciones regionales, sociedad civil, sector privado, academia y otros. Esto sugiere que hasta las fuerzas de mantenimiento de la paz, deberán operar en abierta consideración a la crisis climática.

“Estamos trabajando para garantizar que nuestras estrategias de mediación, análisis e informes, incluso para este Consejo, tengan en cuenta sistemáticamente los riesgos climáticos”, dijo el titular de la ONU, Antonio Guterres.

Guterres explicó por ejemplo que ese esquema permitió que la operación de mantenimiento de la paz en Sudán del Sur lograra la gestión del ganado basada en datos sobre el impacto del cambio climático, así como una correcta gobernanza del agua en Yemen, con la que se evitó tensiones entre comunidades.

También resaltó que se está reduciendo la huella ecológica de las Naciones Unidas, en particular mediante el mayor uso de energías renovables.

“¿Si no actuamos ahora, entonces cuándo? (…) cuando el cambio en el nivel del mar afecte nuestra navegación o nuestras costas, cuando haya más migraciones masivas por incendios o sequías que lleguen a nuestras fronteras. Nos guste o no, no se trata de si va a suceder, si no de cuándo sus países y su gente tengan que lidiar con impactos de seguridad del cambio climático. Así que hagamos lo que este Consejo fue creado para hacer, y mostremos el tipo de liderazgo que se necesita para proteger la paz, la seguridad y la estabilidad de nuestras naciones, regiones y del mundo”, resaltó.

Foto portada: Imagen de Tumisu en Pixabay
.

Post a Comment