La publicidad de Life, en la Olimpiada de Tokio 1964

Normalmente la publicidad es un elemento identificador de las tendencias o influencias que recibe la gente a través de los medios de comunicación. Cabe destacar que ésta puede afectar los gustos o tradiciones de pueblos enteros. Este fue el caso de la revista Life que dedicó un número especial a la Olimpiada de Tokio en 1964.

TE PUEDE INTERESAR: http://enfoquecultural.com/japon-la-olimpiada-de-1964-visto-por-la-revista-life/

 

¡Claro! Resulta obvio que una revista estadounidense contenga publicidad de productos o industrias de ese país. Estamos hablando de que la primera Olimpiada de Tokio se estaba realizando 19 años después de haber concluido la Segunda Guerra Mundial en la que fue derrotada y hasta se le cambió el estatus de deidad viviente al Emperador, Hirohito; todo bajo el control de los norteamericanos. Para entonces ya se hablaba de una excelente vía de comunicación aérea entre Washington y Tokio, a través de México, y la prueba era este anuncio de Western Airlines que orgullosamente ostentaba una frecuencia de vuelos hasta ese momento inédita.

 

Al igual que muchos otros elementos aledaños a la política, la publicidad es una clara muestra del también llamado «poder suave», ese conjunto de instrumentos visuales, artísticos y culturales que se imponen en una sociedad avasallada.

Al dar un tour a través de la publicación vemos casos publicitarios que van desde la moda por un auto como el Valiant, al que el slogan asegura que «Todos lo aman». La elegancia del blanco del chasis coincide con la ropa deportiva de las mujeres vestidas especialmente para la práctica del tenis, una actividad considerada muy exclusiva de la clase media alta, cuando todavía podía distinguirse los sectores sociales. Este auto era distribuido en México por Automex, que por supuesto ahora ya no existe..

No faltaron por supuesto los anuncios con trasfondo subliminales como el lustrador de calzado, de Johnson, mostrando un par de estilizadas piernas con zapatos blancos, mientras en el fondo otra mujer usa el producto mostrando un poco más arriba de la falda con un impacto sicológico directo.

Ese tipo de publicidad gancho comenzaba a ser muy popular en los años sesenta y se usaba también para anunciar bebidas alcohólicas como el whisky Suntori y el vermouth Campari.

Como el número de Life fue lanzado en México, se entiende que éste debería exhibir anuncios dirigidos al público nacional, pero en realidad habían poca publicidad local, una de estas era el de los casimires Rivetex, con el membrete que seguramente recuerdan: «¿Casimir inglés…? No, hombre… es ¡Rivetex!

Me sorprendió encontrar un anuncio del centro de espectáculos Mauna Loa, que estaba ubicado por allá por Río Magdalena, donde ahora se encuentra la Embajada de China en México.

Ahora sólo está un restaurante con especialidad en platillos polinesios, pero la temporada de cantantes y estrellas se quedó estancado a finales de los años setenta para otro Mauna Loa ubicado en la Zona Rosa.

Post a Comment