Firmas petroleras se disfrazan de ecologistas para perpetrar el «lavado verde»

Las empresas que se dedican a la industria de combustibles fósiles invierten mucho en anuncios para que puedan ser fácilmente localizables en el buscador de Google. A este proceso, los activistas ecológicos, le llaman “lavado verde endémico” y algunos de los actores que lo practican son megafirmas de hidrocarburos como ExxonMobil, Shell, Aramco, McKinsey y Goldman Sachs.

La cuestión consiste en que su presencia en la red se ha hecho mucho más interactiva, pese a que han sido señaladas como las más contaminantes y para colmo, sus anuncios son tan vistosos que difícilmente pueden ser ignorados por el público.

Cabe mencionar tan solo la publicidad de Shell, de la que se contabilizaron 153 anuncios que acapararon el 86 por ciento de las búsquedas de “cero neto”, aunque en el fondo no haya cumplido con el compromiso de bajar los niveles de gases tóxicos para combatir el cambio climático.

El doble juego va incluso más allá, pues estas firmas no sólo invierten en el buscador más famoso del mundo, sino que buscan influir en las discusiones públicas sobre la descarbonización a su favor. De acuerdo con Jack Carbone, analista de datos senior de InfluenceMap, Google está permitiendo que grupos poderosos del sector hidrocarburos paguen por influir en una estrategia encubierta para hacerse parecer que están cumpliendo la prerrogativa internacional de bajar 1.5 grados centígrados. la temperatura mundial

En el caso de Goldman Sachs, ésta se enfocó en facilitar préstamos a empresas de hidrocarburos para incrementar el número de anuncios. Tan sólo en 2020, facilitó casi 19 mil millones de dólares que se usaron para colocar publicidad en el buscador Google para que estas firmas aparezcan en seis de cada 10 búsquedas bajo la categoría de “energía renovable”.

Este disfraz digital en el que están incurriendo las empresas energéticas encubre las verdaderas intenciones de las firmas petroleras que son las de seguir adelante con una industria contaminante haciéndose pasar como comprometida con las finanzas sostenibles, también han programado en el buscador para que salgan seis de cada 10 búsquedas como «energía sustentable».

Este disfraz digital en el que están metidas las petroleras son la nueva forma que usan para crear campañas publicitarias, increíblemente sofisticadas, con las que pueden confundir al público sobre un supuesto combate al cambio climático por parte de industrias que, en realidad, son de las más contaminantes. Es algo semejante a lo que hacen las compañías cigarreras al promover un «supuesto» consumo moderado y ético del tabaco.

Con informacion de The Guardian

 

Post a Comment