Finlandia abraza a la OTAN; Rusia advierte represalias

Finlandia se une a la coalición antirrusa y acelera su gestión para lograr la membresía de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN); una medida que seguramente no le gustará mucho a su poderoso vecino con el que comparte más de 800 kilómetros de frontera.

Para el gobierno finés, la alianza atlántica es su mejor opción considerando que en 1939, durante la Segunda Guerra Mundial, Moscú la obligó a entrar en la llamada Guerra de invierno para quitarle territorios cercanos a Leningrado. El resquemor de Helsinki ha estado latente desde entonces y nunca ha descartado una nueva incursión rusa.

TE PUEDE INTERESAR: http://enfoquecultural.com/la-alianza-euroatlantica-busca-captar-a-japon-e-india-contra-rusia-y-china/

La alianza euroatlántica busca captar a Japón e India contra Rusia y China

Con esta situación, el Kremlin ve amenazada su seguridad nacional luego que uno de sus vecinos se apartara de su compromiso por permanecer neutral y se uniera a las estructuras militares de Occidente y Estados Unidos.

Ante esto, se espera que la absorción de Finlandia a la OTAN sea lo más rápida posible para poder defenderla de las amenazas que Rusia ya lanzó a través de su ministerio de Relaciones Exteriores: Por su parte, el bloque atlántico sabe ahora que, teniendo de su lado a Helsinki, cuenta con un importante bastión de inteligencia antirrusa.

La situación no sólo alentó las opciones militares de Moscú, sino que ya comenzó a afectar las relaciones ruso-finlandesas, lasa cuales hasta el momento habían garantizado la estabilidad y seguridad en la región del norte de Europa.

Tras la caída de la Unión Soviética en 1991, Moscú había exigido que sus ex repúblicas soviéticas y países vecinos quedaran neutrales y sin incorporarse a ninguna estructura occidental, como una garantía a su seguridad nacional. El presidente Vladimir Putin se ha estado quejando de que el convenio no ha sido respetado y que tanto la OTAN como la Unión Europea se han estado acercando cada vez más a sus fronteras metropolitanas; algo que considera como una amenaza real a su soberanía nacional.