El cambio climático desatará guerras y conflictos por recursos semiagotados: ONU

La tarea de los futurólogos curiosamente no es prever el futuro, sino clarificar el presente. Cuando ellos ven un mundo caótico con migraciones masivas, degradación de la tierra y conflictos regionales por los recursos más básicos, en realidad es una visión de lo que estamos viviendo. ¿Cuál es la causa que ellos ven? El cambio climático. Un fenómeno que ahora la Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera como un «amplificador y un multiplicador de crisis».

 

TE PUEDE INTERESAR: http://enfoquecultural.com/disfruten-lo-que-queda-ya-nos-comimos-al-futuro-comunidad-cientifica-mundial/

 

Recientemente, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, no tuvo más remedio que reconocer que en las p´roximas décadas, la humanidad estará al borde de una catástrofe, pero esta vez por los efectos ocasionados po factores ambientales que detonarán conflictos regionales, en los que incluso, el Consejo de Seguridad deberá intervenir abiertamente.

“Cuando el cambio climático seca los ríos, reduce las cosechas, destruye la infraestructura crítica y desplaza a las comunidades, exacerba los riesgos de inestabilidad y conflicto”, afirmó Antonio Guterres durante una reunión convocada por el Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, para discutir la relación entre clima e inseguridad mundial.

El titular de la ONU mencionó que ocho de los diez países que albergaron las mayores operaciones multilaterales de paz en 2018 estaban en áreas altamente expuestas al cambio climático, según un estudio del Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo.
“Los impactos de esta crisis son mayores donde la fragilidad y los conflictos han debilitado los mecanismos de supervivencia; donde la gente depende del capital natural como los bosques y las pesquerías para su sustento; y donde las mujeres, que soportan la mayor carga de la emergencia climática, no disfrutan de los mismos derechos”, explicó.

Afganistán

Guterres señaló especialmente a países comom Afganistán, donde el 40% de la fuerza laboral depende de la agricultura, por lo que el impacto climático afectaría directamente a gran parte de su población, aumentado los niveles de pobreza, de inseguridad alimentaria y exponiéndola a sumarse a las organizaciones criminales, ante la falta de oportunidades.

 

Otra región con problemas semejantes es  África occidental y el Sahel, donde más de 50 millones de personas dependen de la cría de ganado para sobrevivir y donde ya se registran violencia y conflictos entre pastores y agricultores que rivalizan por los terrenos para pastar o cultivar.

Señaló que en Darfur la escasez de lluvias y las constantes sequías  ya comenzaron a desatar enfrentamientos por los escasos recursos naturales que existen. La población, principalmente mujeres y niñas, tienen que caminar extensas distancia para recoger agua, en lugares donde también se eponen a ataques criminales y de género.

La falta de interés por esta problemática sólo ha redundado en elaumento de los problemas y conflictos regionales, pues el cambio climático ha reducido la fertilidad de la tierra, desecado ríos y aumentado la deforestación, lo que a su vez trae como consecuencia que grupos se peleen por lo poco que hay, exponiendo a las sociedad a una crisis armada.

Por si fuera poco, el cambio climático aumenta el desplazamiento de personas en busca de nuevos horizontes y recursos.
“Los que ya se están quedando atrás, se quedarán aún más atrás. La alteración del clima ya está provocando el desplazamiento en todo el mundo”, recalcó Guterres. «Y es que, en algunas pequeñas naciones insulares del Pacífico, comunidades enteras se han visto obligadas a trasladarse, con terribles consecuencias para sus medios de vida, cultura y patrimonio».

Imagen de andreas160578 en Pixabay

 

Post a Comment